otras dudas

¿Me conviene la tarifa de discriminación horaria?

Ya conoces lo que es la TDH —tarifa de discriminación horaria— y averiguar si te conviene contratarla o no es muy sencillo. Todo dependerá de tu perfil de consumidor —tiempo que pasas en casa, cuándo realizas un mayor consumo de energía y tu compromiso con el ahorro energético...—

Pero si todavía te quedan dudas, te explicaremos cuándo es conveniente agregar la modalidad de discriminación horaria a tu tarifa habitual.

¿Cuándo contratar discriminación horaria

Contratar una tarifa con discriminación horaria dependerá de varios factores que ahora veremos. Pero básicamente, esta modalidad está destinada para hogares cuyo consumo eléctrico se concentra mayormente en las horas valle (por la noche).

Antes de pasarnos a una tarifa con discriminación horaria debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Cuántas personas viven en casa y cuándo realizan el mayor consumo de energía. Ya que si pasamos la mayor parte del día fuera y podemos dejar para las horas valle acciones como poner lavadoras, secadoras, hornos… El ahorro será efectivo.
  • Saber que debemos tener una potencia contratada inferior a 15 kW, sino no podremos acogernos a la tarifa de discriminación horaria.
  • Realizar al menos un 30% del consumo total en horas valle porque sino no tendría sentido ya que el ahorro sería nulo. En este caso, conviene ser cuidadosos con el gasto y evitar utilizar la electricidad en las horas puntas que pasamos en casa ya que pueden disparar la factura de la luz y anular el ahorro conseguido en las valle.
  • Tener el nuevo contador digital o de telegestión que pueda registrar las horas en las que consumimos energía para poder diferenciar las horas en las que consumir energía es más barato de las que el precio del kilovatio se encarece (horas punta).

Si es durante el día cuando más tiempo pasas en casa la tarifa de discriminación horaria no será la más indicada ya que consumir energía en el período de horas punta puede suponer un incremento de hasta el 20% sobre el precio habitual.

¿Cómo contratar la tarifa de discriminación horaria?

Si quieres acogerte a la modalidad de discriminación horaria bastará con que se lo hagas saber a tu compañía actual. En el caso de Acis Energía, podrás hacerlo a través de tu oficina virtual o, si lo prefieres, puedes llamarnos tú o solicitar una llamada y contactaremos contigo y todo de forma totalmente gratuita.

Los datos a aportar para contratar la tarifa con discriminación horaria serán los siguientes:

  • Datos personales del titular del suministros.
  • Datos bancarios para domiciliar la luz —activar la discriminación horaria no supone ningún coste para el usuario—.
  • Dirección del punto de suministro.
  • Potencia eléctrica que se desea contratar.

A la hora de realizar cualquier otro trámite relacionado con nuestro suministro como, por ejemplo, un aumento de potencia, es probable que necesitemos presentar el Boletín Eléctrico.

¿Todavía te quedan dudas?

Puedes dirigirte a nuestra página de Contacto y preguntarnos lo que quieras.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para obtener datos estadísticos. Puede obtener más información y cambiar la configuración de sus preferencias AQUÍ.