Todo lo que tienes que saber del autoconsumo compartido

Si quieres empezar a producir energías renovables pero crees que el gasto inicial es muy alto, conoce sobre el autoconsumo compartido.
Todo lo que tienes que saber del autoconsumo compartido
Las energías renovables están tomando cada vez más terreno en España. Uno de los grandes avances en los últimos años ha sido la posibilidad de generar tu propia energía y compartirla en tu comunidad o con tus vecinos.
Por eso, en el artículo de hoy queremos explicarte todo lo que tienes que saber del autoconsumo compartido.

Índice de contenidos

¿Qué es el autoconsumo compartido?

Esta modalidad de autoconsumo es también conocida como autoconsumo colectivo y fue aprobada por el gobierno en el Real Decreto 244/2019.
Lo que esto permite es la posibilidad de compartir instalaciones de placas solares con otras personas de tu comunidad que quieran sumarse a esta modalidad de producción energética.

Modalidades de autoconsumo colectivo

Dentro del autoconsumo compartido existen diferentes modalidades establecidas en el decreto mencionado anteriormente que te explicamos a continuación:

  • Autoconsumo compartido sin excedentes: Esta modalidad impide que la energía restante producida por tus placas solares se vierta en una red eléctrica para su uso.
    -Autoconsumo compartido con excedentes: Contrario a la versión anterior, esta modalidad permite que los excedentes se vendan al mercado, obteniendo así un beneficio económico.
  • Autoconsumo con excedentes acogido a compensación simplificada: Con esta modalidad los usuarios se acogen a los excedentes a través de un descuento en su factura de luz mensualmente.

¿Quién puede acceder al autoconsumo compartido?

Las posibilidades de acceso son variadas. Todas aquellas personas que hagan parte de una comunidad de vecinos, edificios, empresas o parques empresariales pueden optar por una instalación de placas solares.
Sin embargo, solo será posible la instalación de placas solares si dos terceras partes de la comunidad están de acuerdo y se firma un documento de reparto donde se especifica qué tanta energía consumirá cada uno de esa fuente original.
No necesitas empezar por grandes inversiones. Podéis comenzar con una instalación básica que cubra el consumo de espacios comunes como escaleras, ascensores, pasillos, etc.
También está la posibilidad “integral” en la que la energía producida se destinaría para el uso de toda la comunidad en viviendas y negocios.
Y por último tienes el plan flexible en el que solo algunos propietarios usarán la energía producida por las placas solares y el resto podrá sumarse más adelante.

Beneficios del autoconsumo compartido

El autoconsumo compartido tiene grandes ventajas para aquellos que deciden migrar a esta modalidad, en especial beneficios económicos

  1. Más energía a menor corte: La instalación de placas solares requiere siempre una inversión inicial importante. Sin embargo, si este gasto no recae en una sola persona sino en varias será mucho mejor.
  2. Reducción de la pobreza energética: Al ser un sistema colaborativo, los propietarios de la energía podrán comprar y vender los excedentes. De esta forma no solo tendrán un beneficio económico sino que contribuirán generando energía para otras personas.
  3. Recuperación económica a corto plazo: Al hacer la adquisición de las placas solares en conjunto, la inversión inicial será recuperada en un período menor al que se haría de forma individual.
  4. Producción de energía limpia: Este quizá es uno de los beneficios más importantes ya que, al producir energías renovables estarás contribuyendo a la disminución de la huella de carbono y a frenar el cambio climático.

¿Cómo adquirir placas solares?

Si en tu empresa o comunidad de vecinos están interesados en participar del autoconsumo compartido puedes contactarnos.
Contamos con asesores energéticos que están dispuestos a resolver todas tus dudas y a acompañarte en el proceso.
Da el paso y súmate a la energía verde.