Síguenos la corriente y pásate a energía verde

La necesidad de cambiar el actual modelo energético pasa por el aumento de la producción de energía a partir de fuentes renovables.
Síguenos la corriente y pásate a energía verde
Si eres consciente de los efectos y repercusiones del cambio climático en nuestro planeta no necesitarás muchos más argumentos para empezar a consumir energía verde.
Te explicaremos qué es, por qué es la opción más viable en los tiempos que corren, sus ventajas y cómo encontrar compañías cuya energía suministrada provenga exclusivamente de fuentes renovables. 
Lo cierto es que la electricidad que llega a nuestros hogares es siempre la misma, provenga de fuentes renovables o no. Es decir, no podemos escoger que la energía que consumimos provenga expresamente de fuentes eólicas o hidráulicas, por ejemplo.
Sin embargo, sí podemos estar seguros —existen formas legales de comprobarlo— de que si contratamos energía verde, la compañía que nos la suministra sólo obtenga energía renovable en el ‘pool’ eléctrico.

Índice de contenidos

¿Qué es la energía verde?

Lo más probable es que a estas alturas conozcas de sobra qué es la energía verde, qué tipos de fuentes renovables hay y sus ventajas. De igual forma, haremos un breve repaso acerca de esta tecnología que supone una alternativa ecológica y responsable con el planeta.
La energía verde es aquella que procede de fuentes renovables cuyos recursos se encuentran en el medio de manera infinita y que se regeneran de forma natural. 
Con el tiempo, ha ido adquiriendo mayor importancia pues ayuda a combatir el cambio climático sin producir gases de efecto invernadero.

Tipos de energia verde

Las fuentes renovables de energía más habituales y cuya tecnología se emplea en nuestro país son la eólica —procedente del viento—, la solar —que aprovecha los rayos del sol— y la hidráulica —que genera energía a partir de los saltos de agua—
Sin embargo, también existen la geotérmica, la biomasa o la mareomotriz. Estas tecnologías están menos desarrolladas en España por el coste de las infraestructuras o por la dificultad de extracción, como en el caso de la energía procedente del calor interno de la Tierra o geotérmica.

¿Por qué consumir energía verde?

La respuesta es sencilla. Las fuentes no renovables de energía son limitadas.
Como en muchos países, la mayor fuente de energía de España proviene de los combustibles fósiles como el petróleo y el carbón. 
Si cambiamos a cualquier tipo de energía verde no solo tendremos recursos inagotables y puros sino que además evitaremos el aumento de la contaminación y la dependencia energética del exterior.  A mayor producción de energía verde menores serán las emisiones de gases de efecto invernadero —GEI—. 
En la península, la energía eólica es la fuente renovable con mayor potencia instalada, un total de 27.259 MW según la Red Eléctrica de España durante el pasado 2020. Esto supone la creación de nuevos empleos, más personas implicadas en los procesos de fabricación, instalación y mantenimiento.

¿Cómo cambiar a una compañía de energía verde?

Cada vez son más las compañías que ofrecen energía verde en el mercado energético nacional, mostrando así su compromiso con el medioambiente. Es por ello que te será sencillo encontrar una comercializadora con estos valores.
Si quieres instalar energía renovable en tu casa o en tu pequeño negocio, en Acis Energía podemos ayudarte. Aquí puedes consultar las tarifas comprometidas con el medioambiente.
¡El planeta no puede esperar más, pásate a las energías verdes!
Si te ha gustado este artículo, te invitamos a continuar leyendo en nuestro blog más artículos sobre energía y sostenibilidad.