¿Cómo saber qué tarifa eléctrica te conviene?

El tamaño de la vivienda, el número de personas que en ella viven o la cantidad de aparatos eléctricos que tenemos conectados a la red pueden determinar cuál es la mejor oferta para nosotros.
¿Cómo saber qué tarifa eléctrica te conviene?
En un mercado repleto de compañías energéticas, elegir una tarifa eléctrica acorde a nuestras necesidades puede convertirse en una tarea laboriosa de gestionar. Sin embargo, cada vez existen más facilidades a nuestro alcance para que encontrar la mejor tarifa eléctrica para nuestro hogar sea pan comido.

Índice de contenidos

¿Qué tipos de tarifa eléctrica existen en el mercado?

Lo primero que tenemos que tener claro a la hora de elegir una tarifa eléctrica es que existen dos mercados claramente diferenciados en los que poder contratar nuestros suministros. ¿Lo sabías?

Mercado regulado (PVPC)

Por un lado, tenemos el mercado regulado. Haciendo referencia a su nombre, se trata de un mercado gestionado por el Gobierno siendo el encargado de establecer los precios de la energía según la demanda de esta. Se caracteriza por no contar con descuentos como sí puede suceder en las compañías que operan en el mercado libre.
Aquí encontramos una tarifa eléctrica denominada como PVCP (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) para aquellos consumidores que cuenten con una potencia igual o inferior a los 10 kW. En este mercado encontramos el comercializador de referencia o COR.
Según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), al finalizar el pasado 2018 de los 29,4 millones de puntos de suministros que componen el mercado eléctrico, un 62% estaban a cargo de las comercializadoras de mercado libre y un 38% en COR, es decir, 11,3 millones de suministros estaban regulados por la tarifa eléctrica de PVPC.
En esta modalidad el usuario puede consultar en la Red Eléctrica de España el precio diario y por hora de la energía.
Otra particularidad de permanecer en el mercado regulado es la posibilidad de solicitar el Bono Social que consiste en un descuento en las facturas de luz y ahora también gas.

Mercado libre

El mercado libre es donde se encuentran aproximadamente 18,1 millones de puntos de suministros. Surgió aproximadamente en 2009 tras un largo periodo de liberalización del sector energético.
En este momento el consumidor empezó a poder elegir con qué comercializadora quería pagar su suministro. La diferencia con el mercado regulado, es que en el libre es la propia empresa quien establece los precios.
La ventaja de esta fórmula es que el consumidor sabe en todo momento el precio del kilovatio mientras dure su contrato ya que en este mercado el coste de la energía no varía según demanda como sí ocurre en el regulado.

Discriminación horaria

Todos los consumidores con una potencia contratada inferior a los 15 kW, siendo indiferente si se contrata una tarifa eléctrica en el mercado regulado o el mercado libre.
La discriminación horaria establece dos periodos diferentes para la facturación de la energía. El consumo energético es más barato a unas horas que a otras.
Básicamente existen dos periodos o franjas horarias:

  • Horas valle: la energía es barata y coincide con las horas nocturnas.
  • Horas punta: la energía es más cara durante el día.
    Tú, como consumidor, podrás elegir en qué mercado contratar tu tarifa eléctrica pero también debes tener en cuenta otros aspectos importantes.

Revisa la potencia

Antes de decantarnos por una tarifa eléctrica u otra conviene que nos detengamos en cuánta potencia necesitamos contratar para que no se produzcan sobrecargas en nuestra instalación.
A mayor potencia, mayor coste en nuestra factura por eso es tan importante revisar este concepto.

¿Qué tamaño tiene la vivienda?

Aunque pueda parecer una tontería tiene toda lógica. Las dimensiones de tu inmueble tienen mucho que ver en la tarifa eléctrica que elijas.
Se entiende que si tenemos una casa de mayor tamaño, nuestro consumo de energía se verá aumentado.

¿Cuántas personas viven en casa?

Del mismo modo que el tamaño de vivienda, el número de personas también influye en el consumo energético y, por tanto, en la elección de la tarifa eléctrica.
La demanda de energía no será la misma en una casa familiar donde habitan 5 personas que en una donde únicamente vive una pareja.
Tras este breve repaso por los distintos mercados que forman parte del sector energético ya podrás tener una idea aproximada acerca de la tarifa eléctrica que más te conviene.
De todas formas, recuerda que puedes cambiar de compañía eléctrica cuando quieras pudiendo contratar tus suministros tanto en el mercado regulado como en el mercado libre y una forma rápida y sencilla es a través de la herramienta del comparador energético.