SmartWater y cómo ahorrar dinero en agua anualmente

¿Has pensado alguna vez la cantidad de agua que desperdiciamos en nuestras tareas cotidianas? Cada gota cuenta en un planeta donde la disponibilidad de recursos está amanezada.
SmartWater y cómo ahorrar dinero en agua anualmente
El agua es uno de los recursos más valiosos y un elemento indispensable para toda forma de vida en el planeta Tierra. Y aún así, en muchas ocasiones, el ser humano continúa haciendo un uso irresponsable y derrochador o, incluso peor, contaminando las principales fuentes de este irremplazable elemento.
Nos encontramos en una época caracterizada por una encrucijada medioambiental: nuestro hogar y sus recursos están en peligro y tenemos que hacer algo al respecto. Por suerte, existen dispositivos como SmartWater, capaces de ayudarnos a hacer un uso mucho más eficiente del agua al mismo tiempo que ahorramos en nuestra factura energética y protegemos el ecosistema.

SmartWater, eficiencia y ahorro

SmartWater es un dispositivo desarrollado por dos fontaneros valencianos —Rafael Rodrigo y Francisco Pelegero— capaz de evitar el malgasto de hasta 20 litros de agua fría. ¿Cómo? Su funcionamiento, aunque ingenioso, también es increíblemente sencillo.
Como ya sabrás, cuando abrimos el grifo, el agua sale fría. Es muy común dejar correr el agua hasta que el calentador al fin la caliente. Esto supone un enorme gasto de agua y, además, ese líquido completamente potable y útil pasa a ser fecal una vez que llega al alcantarillado y tiene que volver a ser descontaminado.
Gracias a SmartWater, basta con accionar el dispositivo junto al grifo para que el agua fría se desvíe hacia un depósito donde se almacenará para su uso cuando sea necesario. Una vez que la caldera ya haya calentado el agua lo suficiente, una luz led azul pasará a ser roja y nos avisará de que ya podemos abrir el grifo y disfrutar del elemento a la temperatura deseada. Y si no queremos achicharrarnos y ponerla un poco más templada, los primeros litros de agua fría utilizadas serán aquellos que almacenamos previamente.
De este modo, no te sorprenderá saber que este dispositivo es capaz de reducir el consumo de agua a la mitad al ducharnos, lavarnos los dientes o fregar los platos; así como disminuir un 20 % gasto energético y un 30 % las emisiones de gases de efecto invernadero.
Esto es gracias a sus prestaciones, pues podemos reducir el tiempo de uso del calentador y para ello no necesitaremos siquiera estar conectados a la red de suministro eléctrico: SmartWater funciona con cuatro pilas AA comunes durante un periodo de tiempo que puede alcanzar los dos años.
Como es evidente, hay que realizar una inversión inicial para proceder a la instalación de SmartWater, pero su periodo de amortización es más reducido que el de las placas fotovoltaicas, siendo de dos años y medio en viviendas y de seis meses en negocios con un consumo mayor de agua —como podrían ser peluquerías, hoteles o gimnasios—.
SmartWater es la solución perfecta de cara al ahorro de un recurso muy importante: el agua. Y lo mejor es que sus prestaciones no son solo muy adecuadas en todos los ámbitos —familiar o laboral— mostrando una enorme versatilidad, sino que resultan aún más ventajosos en determinados negocios.