¿Cómo purgar los radiadores eléctricos?

¿Sabías que al purgar tus radiadores puedes sacar mayor rendimiento a tu calefacción?
¿Cómo purgar los radiadores eléctricos?
Con la llegada del frío empezamos a prepararnos para el invierno. ¿Es posible que los radiadores de tu casa no calienten suficiente? Tocamos con la mano, pero no está suficientemente caliente. Puedes pensar que se trata de una avería cuando en realidad es más sencillo.
Solo necesitas realizar el mantenimiento: al purgar radiadores conseguirás que sean más eficientes, pagando menos en la factura de la luz. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Es muy sencillo, hoy vamos a explicártelo.
No obstante, también te dejamos por aquí algunos consejos para ahorrar energía este invierno en casa.

Índice de contenidos

¿Qué significa purgar radiadores?

Los radiadores funcionan con un circuito de agua caliente que llega desde la caldera, pasando por cada radiador y dando la vuelta por toda tu casa. Al purgar los radiadores evitaremos que se produzcan burbujas en el interior, lo cual causa que sea menos eficiente y aumente el consumo —aumentando tu factura también—.
Además de purgar nuestros radiadores, existen otras alternativas añadidas que pueden ayudarnos a ahorrar en la factura que es la instalación de un termostato inteligente, este dispositivo nos permitirá programar el consumo.
Es normal que se cuele aire en el circuito, por lo que realizando los mantenimientos adecuados evitamos estos problemas. Para saber si debes purgar los radiadores o no, el síntoma principal es que no calienta lo suficiente. Otro motivo es el ruido: si escuchas gorgoteos o chisporroteos de agua al encender la calefacción, deberías purgarla.

¿Cuándo tengo que hacerlo?

Lo recomendable es hacerlo antes de la temporada de frío, de forma que esté lista cuando necesitemos que trabajen a pleno rendimiento. No esperes al último momento para realizarlo, haz una previsión y planifica teniendo en cuenta tus hábitos.
Al purgar radiadores conseguimos ahorrar tanto energía como dinero. De esta forma, evitamos que la caldera trabaje el doble para calentar lo mismo. Realizando el mantenimiento ahorraremos los meses de invierno.

Pasos para purgar radiadores

Es un proceso sencillo que podemos realizar en una tarde, solo debes tener cuidado, ya que el agua que circula por el interior tiene una temperatura muy elevada, la cual podría causarte quemaduras. Recuerda que necesitas la presión adecuada en el circuito ajustando primero la caldera.
Primero debemos comprobar la instalación. Enciende la calefacción y espera a que se caliente. Una vez esté listo, pasa la mano por la parte superior y después por la inferior del radiador. Si notas que están a diferente temperatura, necesitas purgar.
Empezaremos por el radiador más cercano a la caldera, terminando por el que esté más lejos. Coloca un recipiente debajo de la llave, para evitar mojar el suelo. Con un destornillador, abre la llave de paso para dejar que salga el aire.
Escucharás como chisporrotea hasta que salga el agua, mantén el grifo abierto hasta que el paso del agua sea fluido. Cierra la llave y repite con el resto de radiadores. Al terminar, revisa la presión de la caldera siguiendo las recomendaciones del fabricante. Lo habitual es que esté en 1,5 bares.
Ahora sólo queda comprobar que todo funciona correctamente. Purgar radiadores es un proceso sencillo, sólo necesitas tiempo para revisar uno a uno todos los radiadores.