¿Cómo saber qué tarifa de gas tengo?

Es normal que con tantas facturas, tipos de tarifas y comercializadoras ya no sepamos qué tarifa tenemos contratada. Te enseñamos cómo saberlo.
¿Cómo saber qué tarifa de gas tengo?
Es normal hoy en día que muchas veces desconozcamos cuál es la tarifa de gas que estamos pagando y si es la más adecuada para nuestras necesidades. En este artículo te explicaremos cómo saber qué tarifa de gas tienes y cómo elegir la mejor opción para ti.
Lo primero que debes saber es que existen dos tipos de tarifas de gas: la tarifa regulada y la tarifa libre. La tarifa regulada es establecida por el gobierno y es la misma para todas las compañías suministradoras de gas. La tarifa libre, en cambio, es establecida por cada compañía y puede variar de una a otra.

¿Cómo saber qué tipo de contrato tengo?

Para saber qué tarifa de gas tienes contratada, lo más sencillo es buscar una factura reciente. En ella encontrarás toda la información necesaria, incluyendo el nombre de la compañía suministradora, la tarifa contratada y el precio por kWh.
Si no tienes la factura al alcance, puedes contactar con la compañía suministradora y preguntar por tu tarifa. Es importante tener en cuenta que, si tienes contratada una tarifa regulada, no podrás cambiar de compañía. En cambio, si tienes contratada una tarifa libre, podrás cambiar de compañía siempre que lo desees.

¿Se adecúa a mis necesidades?

Una vez que sepas qué tarifa tienes contratada, es importante evaluar si es la más adecuada para ti.
Lo primero que debes hacer es analizar tu consumo. Si consumes grandes cantidades de gas, una tarifa con un precio fijo por kWh puede ser más ventajosa. Sin embargo, si tu consumo es bajo, una tarifa con un precio variable puede ser más económica.
También debes sopesar si la tarifa que tienes contratada incluye servicios adicionales, como mantenimiento de la instalación o atención al cliente 24 horas. Estos servicios pueden resultar muy útiles en caso de problemas con tu instalación de gas, pero también pueden incrementar el precio de la tarifa.
Otro factor a tener en cuenta es el plazo de la tarifa. Algunas tarifas tienen un plazo fijo, mientras que otras son de duración indefinida. Si tienes una tarifa con plazo fijo, deberás asegurarte de que no te penalizarán si decides cambiar antes de que se cumpla el plazo.

Tenemos múltiples opciones para tu tarifa de gas

En resumen, saber qué tarifa de gas tienes contratada es muy sencillo y te permitirá evaluar si es la más adecuada para ti. Evalúa diferentes opciones antes de decidirte por una u otra. En Acis Energía tenemos tarifas perfectas que ofrecerte, y si no te convencen, las personalizamos.