Economía circular: qué es y por qué es importante

Estamos acostumbrados a tirar nuestros objetos cuando vemos que les queda ya poca vida o si están estropeados. Existe un nuevo modelo económico que tiene el objetivo de dar nueva vida a objetos y materiales para que su vida útil sea más larga. Te explicamos más.
Economía circular: qué es y por qué es importante
La Unión Europea produce más de 2.500 millones de toneladas de residuos al año. Las instituciones comunitarias trabajan para promover un cambio del modelo de gestión de residuos actual por una "economía circular".
Pero, ¿Qué es y por qué es importante la economía circular?

Qué es la economía circular

La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido de forma que, el ciclo de vida de los productos se extiende.
En la práctica, implica reducir los residuos al mínimo. Cuando un producto llega al final de su vida, sus materiales se mantienen dentro de la economía siempre que sea posible. Estos pueden ser productivamente utilizados una y otra vez, creando así un valor adicional.
Contrasta con el modelo económico lineal tradicional, basado en el concepto "usar y tirar", que requiere de grandes cantidades de materiales y energía de fácil acceso.
Es decir, extraemos, producimos, consumimos y desechamos: se trata de un modelo rápido pero poco sostenible para el planeta.

¿Por qué tenemos que cambiar a una economía circular?

El aumento de la demanda de materias primas y la escasez de recursos son uno de los motivos para cambiar a una economía circular, junto al impacto en el clima.
La extracción y el uso de materias primas tienes consecuencias medioambientales: aumenta el consumo de energía y las emisiones de CO2.
Involucrar a los consumidores en este proceso de transformación es fundamental para poder apostar a generar cero residuos.

Beneficios de la economía circular

Son varios los beneficios para las empresas que se encaminan hacía la economía circular.
Estas últimas, suelen gastar grandes sumas de dinero en enviar residuos a los vertederos.
Al practicar la economía circular, es posible reducir costes, devolviéndolos dentro del propio proceso productivo, además de generar ingresos a partir de su valoración.
Las empresas deben reducir la cantidad de residuos y eliminarlos de forma respetuosa con el medio ambiente. La economía circular es un gran aliado para que las empresas cumplan con la legislación. A partir de la recuperación de residuos y su reintroducción en la cadena productiva, las empresas reducen la cantidad de materiales enviados a vertederos.
Reducir la cantidad de residuos y dejar de enviarlos a vertederos significa reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que provocan el cambio climático.
Al impulsar la economía circular, la empresa refuerza su cimiento en el mercado y aportan valor a su imagen.
La economía circular reduce la extracción de recursos naturales, promoviendo el desarrollo sostenible. Además, existen beneficios económicos, ya que la fabricación de nuevos productos a partir de residuos genera competitividad en el mercado y la promoción de nuevas tecnologías e innovaciones. De esta forma, es posible estimular el crecimiento económico y crear más puestos de trabajo, siempre con el objetivo de preservar el medio ambiente.
En nuestro día a día podemos contribuir a crear condiciones favorables para que la introducción de la economía circular como modelo de producción sea más fácil, por ejemplo empezando a adaptar la regla de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar.
En Acis Energía te apoyamos y recuerda que sólo tratamos con energías renovables.