Ahorra energía con el aislamiento de ventanas

¿Sabes como aislar tus ventanas? Tenemos algunas claves para que puedas hacerlo y empezar a ahorrar en tu factura.
Ahorra energía con el aislamiento de ventanas
¿Sabías que puedes perder hasta un 30% de calor si no tienes un buen aislamiento de ventanas en tu vivienda? Ahorrar cada mes y ser un poco más sostenible colaborando así con el medioambiente no es difícil, sólo debemos apostar por unas ventanas de calidad.
La rehabilitación de viviendas es un punto importante para la Unión Europea contribuyendo así a la sostenibilidad, tanto es así que existe lo que se denomina como ITE, Inspección Técnica de un Edificio, y que los inmuebles de una determinada antigüedad deben superar.
Con los materiales adecuados podemos aislar correctamente las ventanas, evitando perder energía y ahorrando mes a mes. ¿Quieres saber cómo? En este post te explicamos cómo elegir la ventana correcta para tu hogar.

Índice de contenidos

¿Cómo elegir las ventanas correctas?

El vidrio es lo que ocupa más espacio en una ventana y lo que está más expuesto a los cambios térmicos. Por eso, mantener la temperatura en invierno y la vivienda fresca en verano son dos cosas que debemos tener en cuenta a la hora de hacer la correcta elección.
Una de las opciones es cambiarlas por otras más aislantes, aunque supone un desembolso inicial que muchos no están dispuestos a pagar. Te recomendamos escoger vidrios de cámara o doble aislamiento que incluyen una cámara de aire que proporcione el aislamiento necesario entre el interior y el exterior. Las más eficientes son las que llevan gas argón.
Otro punto importante es el marco: los mejores aislantes son la madera y el PVC —sobre todo si es de perfil hueco con seis cámaras—. Ten cuidad con el metal ya que es un conductor térmico y no funciona bien como aislante, es mejor optar por otros materiales.
Otra cosa en la que debemos fijarnos es en el sistema de apertura, con el que podremos ahorrar energía. ¿Cómo? Las abatibles superponen los marcos, evitando que haya filtraciones de aire como pasaría con una corredera.

Soluciones económicas para el aislamiento de ventanas

Si no puedes reformar las ventanas de tu casa, lo más habitual es optar por otras opciones que no necesiten reforma como colocar burletes, bandas de silicona u otros materiales que se peguen en los bordes de la estructura para asegurar un cierre más hermético. Pero ten cuidado, estás, si bien son opciones económicas y de fácil instalación tendrán que ser sustituidas con mayor regularidad.
Usar unas cortinas térmicas puede crear una barrera entre el interior y el exterior, aunque no esperes la misma efectividad que el método anterior. Si tienes una caja de persiana, es posible que pierdas energía por ella.
Minimizar la entrada de aire es clave para evitar la pérdida de energía, sea cual sea el método que escojas.

Aislamiento es igual a eficiencia energética

La Unión Europea está promoviendo la renovación y reforma de los edificios para que sean más sostenibles, sobre todo en aquellos que tienen los niveles más bajos de eficiencia.
España está a la orden del día bajo la ruta presentada y aprobada en Bruselas —además de haber obtenido la mejor nota de entre todas las opciones— por lo que se espera que en los próximos años se reformen medio millón de viviendas. Es un largo proceso pero se espera ahorrar un 37% al año, pasando de 172.419 GWh a 108.264 GWh para 2050.
Esto supone no solo un ahorro para los propietarios si no también un menor consumo de electricidad, gasto innecesario si realizamos las reformas pertinentes. Así colaboramos con el medioambiente, reduciendo la pobreza energética y aumentando la sostenibilidad. El impacto sobre el medioambiente será aun mayor cuando toda la energía que llegue a las viviendas proceda de energías renovables.
Si te ha gustado este artículo, te invitamos a continuar leyendo en nuestro blog más artículos sobre energía y sostenibilidad.