¿Qué saber antes de cambiar de compañía eléctrica?

¿Estás contento/a con tus servicios energéticos? Si te has cansado de pagar demasiado por tus facturas, ha llegado el momento de cambiar de compañía eléctrica. ¿Qué debes tener en cuenta?
¿Qué saber antes de cambiar de compañía eléctrica?
Sea por el motivo que sea, has llegado a un punto en el que te estas planteando muy seriamente cambiarte de compañía eléctrica pero, sin embargo, los posibles costes, la burocracia y el papeleo, y todas las demás complicaciones que crees que pueden darse te dan pavor. Nada más lejos de la realidad; no tienes nada de qué preocuparte y es que, como podrás ver a continuación, cambiar de compañía eléctrica es más sencillo y rápido de lo que crees.

Índice de contenidos

¿Puedo cambiar de compañía eléctrica?

La respuesta a esta pregunta es totalmente afirmativa: claro que puedes cambiar de compañía eléctrica en cualquier momento. Desde la liberalización del mercado energético español, tú —como consumidor— tienes total derecho a elegir qué compañía eléctrica y qué tarifa quieres contratar.
Aunque existen excepciones. Si cuando contrataste tu primera tarifa de luz, el contrato incluía un acuerdo de permanencia, la cosa se complica un poco más. Por ello es muy importante huir de las permanencias.

¿Debería cambiarme de compañía eléctrica?

Esto depende completamente de tí, de tus preferencias y de tus hábitos de consumo. Pero si crees que el trato que recibes por parte de los empleados de la comercializadora no es correcto, tus facturas son cada vez más altas y no disponen de ninguna tarifa que te convenza del todo, o simplemente el descuento que te hizo decantarte por esa oferta en concreto ya ha caducado, es momento de replantearse las opciones y cambiar de compañía eléctrica.

¿Cuál es la mejor compañía eléctrica?

La respuesta a esta pregunta es algo más complicada. En el mercado eléctrico español existen muchísimas opciones a la hora de contratar tu suministro de luz.
Por un lado puedes permanecer en el mercado regulado —si no necesitas una potencia superior a 10 kW— y optar por tarifas como la PVPC y determinadas ayudas como el bono social, siempre y cuando cumplas unas determinadas características como consumidor.
O por otro lado, pasarte al mercado privado o libre y escoger entre centenares de comercializadoras y tarifas, cada una con sus cualidades, ofertas y prestaciones: diferentes potencias contratadas, descuentos y la posibilidad de tener un suministro con discriminación horaria.
Sin duda, la clave para elegir de forma correcta es conocer tus hábitos de consumo, tus características como consumidor y servirte de un comparador de luz, una herramienta online gratuita extremadamente útil a la hora de comparar las tarifas y descubrir cuál es la que más te conviene.

¿Qué tengo que hacer para cambiar de compañía eléctrica?

Para cambiar de compañía eléctrica tendrás que contactar con tu comercializadora actual, solicitar el cambio y aportar una serie de documentos e información como:

  • La documentación del titular del contrato.
  • Los datos de la vivienda donde tiene lugar el suministro.
  • La cuenta bancaria en la que se domicilian las facturas.
  • La potencia eléctrica contratada.
  • El Código Universal del Punto de Suministro o CUPS.

Los datos de la vivienda donde tiene lugar el suministro. La cuenta bancaria en la que se domicilian las facturas. La potencia eléctrica contratada. El Código Universal del Punto de Suministro o CUPS.

¿Me van a cobrar por cambiar de compañía eléctrica?

El cambio de compañía eléctrica es totalmente gratuito. No obstante, tendrás que abonar el importe de los días que aun te ha facturado tu anterior compañía eléctrica.

¿Cuánto tarda en hacerse efectivo el cambio de compañía eléctrica?

El cambio de compañía eléctrica suele tardar en hacerse completamente efectivo entre 15 y 20 días hábiles. Pero no tienes de qué preocuparte pues no sufrirás cortes en el suministro de luz en ningún momento.
Como ves, cambiar de compañía de luz es muy sencillo y rápido; no tienes nada que temer así que de tí depende buscar la comercializadora con la tarifa de luz que mejor se ajuste a tu presupuesto, a tus necesidades y a tus hábitos de consumo, sirviéndote de herramientas como el comparador de luz.