¿Cuánto consume una nevera en verano?

¿Durante las épocas de calor, la nevera necesita que ajustes el termostato para no consumir energía de más. Conoce los detalles en el artículo de hoy
¿Cuánto consume una nevera en verano?
La nevera es un gasto que no podemos evitar: consume todos los días del año, las 24 horas del día. El consumo depende de la clasificación energética que tenga tu electrodoméstico. No es lo mismo una nevera A que una A++. Aunque eso no significa que no podamos seguir unos sencillos trucos para ahorrar aún mas en nuestra factura de la luz. 
No podemos darte un coste exacto sobre cuánto consume una nevera ya que el kW/h varía, por lo que te recomendamos que realices el cálculo con los kW que consume tu nevera.

Índice de contenidos

¿Sabes cuánto consume una nevera a diario?

Como ya te hemos dicho, el consumo depende de la eficiencia energética que tenga tu aparato. Esto determina cuán eficiente es al consumir electricidad, por lo que en este caso nos permite saber cuánto consume una nevera. El cálculo puede ser por día, por mes o por año.
Los consumos aproximados podrían ser parecidos a estos —pero recuerda verificar tu aparato en concreto ya que varían de modelo y marca— con su equivalente coste diario y anual:

  • A+++: 175 kWh equivalen a 22,75€/año o 0,062€/día
  • A++: 284 kWh equivalen a 36,92€/año o 0,1€/día
  • A+: 322 kWh equivalen a 41,86€/año o 0,115/día
  • A: 374 kWh equivalen a 48,62€/año o 0,133€/día
  • B: 507 kWh equivalen a 65,91€/año o 0,181€/día
  • C: 646 kWh equivalen a 83,98€/año o 0,23€/día
    Como puedes ver el consumo aumenta a medida que bajamos en eficiencia. A pesar de creer que no hay mucha diferencia entre A++ y A+++, ya habrás visto que hay una diferencia de 14,17€ entre ellos.
    Aunque sea ínfimo, esto a final de mes suma: nevera, lavavajillas, lavadora, secadora... Si todos son A++, poco a poco van sumando un pequeño porcentaje que podrías ahorrarte.

¿Qué hago para reducir el consumo de mi nevera?

¿Sabías que un frigorífico limpio consume menos energía? ¡Y tú pensando que limpiar la nevera no era necesario! Aparte de la clase energética que pueda tener, tenemos algunos consejos que pueden ayudarte a ahorrar un poco mas.
El uso que hagamos de la nevera influirá en su consumo, por lo que debemos ser responsables con su uso.

  • Evita mantener la puerta abierta demasiado tiempo para evitar que tenga que hacer sobreesfuerzos para mantener la temperatura
  • La temperatura idónea depende de la época del año. Si has cogido un refresco en verano y no estaba completamente frío, ajústala a 5ºC manteniendo 6ºC el resto del año.
  • No metas alimentos calientes. Al igual que al mantener la puerta abierta, el motor tendrá que trabajar el doble con su consiguiente aumento de consumo.
  • No coloques la nevera cerca de fuentes de calor, como una vitrocerámica o un horno.

Sabiendo cuánto consume una nevera, podemos estimar el gasto mensual. Elegir electrodomésticos de clase A+++ es la mejor solución a largo plazo, aunque sean más caros inicialmente conseguiremos un mayor ahorro.
¡Sólo tienes que hacer los números y te darás cuenta de lo mucho que puedes llegar a ahorrar!