¿Cómo bajar la potencia contratada?

Como consumidor puedes bajar tu potencia contratada y reducir así el importe de tus facturas de la luz.
¿Cómo bajar la potencia contratada?
Ahora que el precio de la luz no para de subir, debemos adoptar todas las medidas a nuestro alcance para pagar menos en la factura de la luz. Una solución posible para empezar a reducir este importe es bajar la potencia contratada de nuestra vivienda.
Antes de avanzar y explicar cómo podemos realizar este trámite, ¿sabes exactamente qué es la potencia contratada?

Índice de contenidos

¿Qué es la potencia eléctrica contratada?

La potencia eléctrica contratada hace referencia a los dispositivos eléctricos que podemos conectar de forma simultánea en nuestro hogar. Explicado de otra forma, es el caudal de energía que contratamos para soportar todos equipos de nuestra instalación eléctrica.
La potencia se mida en kilovatios (kW) y es un término fijo en nuestra factura de la luz. ¿Qué quiere decir esto? Significa que la potencia siempre se abona en la factura independientemente de la energía que se consuma. Por ello, tener la potencia adecuada puede ayudarnos a ahorrar en nuestra factura de la luz.
Teniendo en cuenta esto, podemos subir o bajar nuestra potencia en función de una serie de características de nuestro hogar como tamaño, personas que lo habitan y cantidad de electrodomésticos y dispositivos eléctricos en general que tengamos conectados.

¿Cómo saber si tengo más potencia de la que necesito?

Si todavía no has contratado una potencia concreta te recomendamos que leas este post para saber cuál es la que más te conviene.
En caso de que ya tengas una contratada y quieras comprobar si tienes más de la que realmente necesitas es muy fácil. Enciende de manera simultánea todos los aparatos eléctricos que tienes en tu hogar y si no saltan los plomos, tal vez tengas más potencia de la que realmente necesitas. En este caso, bajar la potencia contratada puede ayudarte a ahorrar de manera significativa cada mes.
Si no tienes claro qué potencia eléctrica contratar es importante revisarlo antes porque trámites de modificación de potencia pueden tener coste. Es muy sencillo averiguar qué tramo necesitas: suma todas las potencias de tus equipos eléctricos y luego multiplicar entre el factor de simultaneidad. Esto es la probabilidad de que todos los dispositivos se utilicen a la misma vez, siendo 1 la probabilidad máxima de que todos estén funcionando al mismo momento. Habitualmente, se considera que 0,2 como una utilización simultánea de los electrodomésticos baja y 0,3, elevado.
Este resultado lo tendremos que dividir entre 1000 para obtener el rango de potencia que más se ajusta a nuestras necesidades.
También puedes contratar a un profesional para que analice de manera exacta qué potencia eléctrica necesitas en tu vivienda.

Pasos para bajar la potencia contratada

Una vez que tenemos claro que estamos pagando por una potencia que realmente no necesitamos, deberemos realizar los siguientes pasos para bajar la potencia contratada:

  1. Conocer qué tramo de potencia necesitas.
  2. Necesitarás los datos del titular del contrato, dirección de la vivienda, el CUPS, la potencia contratada en ese momento y la nueva que deseas contratar.
  3. Ponerte en contacto con tu compañía. Aquí te dejamos los datos de contacto de Acis.
  4. Tu compañía comunica esta solicitud a la distribuidora y si dispones de un contador de telemedida digital no necesitarás la visita de un profesional. En caso contrario, un técnico deberá visitar tu vivienda para ajustar tu contador analógico.

Tendrás que abonar además los derechos de enganche a la distribuidora de la zona donde se encuentre tu suministro eléctrico y en un plazo de entre 15 y 20 días hábiles será vigente la bajada de tu potencia.