¿Qué tramos de potencia eléctrica puedo contratar?

¿Qué tramos de potencia eléctrica puedo contratar?

Índice de contenidos

Aunque muchos de nosotros simplemente conocemos nuestra tarifa, no tenemos muy claro qué tramos de potencias eléctricas podemos contratar. ¿Te ha pasado que al conectar varios electrodomésticos salta el diferencial de tu casa?
Suele ser el error más común, ya que muchas veces no conocemos la potencia que necesitamos para nuestro hogar. Hoy vamos a explicarte qué tramos de potencias eléctricas puedes contratar para tu vivienda y cómo calcularla.

¿Qué son los tramos de potencias eléctricas?

Existen diferentes tramos de potencias eléctricas que las compañías usan para establecer unos costes dependiendo de la cantidad de potencia que tengas contratada.
Estos vienen definidos por el Estado, por lo que son iguales para todos. La única diferencia radica en si tu instalación es monofásica o trifásica, ya que la trifásica utiliza más potencia que la monofásica.

¿Por qué es importante conocer los tramos de potencias eléctricas?

Contratar la potencia eléctrica adecuada es algo que todos debemos hacer. Si contratamos demasiada potencia, estaremos añadiendo un gasto extra innecesario a nuestra factura. En caso de contratar de menos, lo más probable es que en los momentos de más consumo salten los plomos.
Por ello, a la hora de decidir es importante elegir la potencia que se adapte a nuestras necesidades.

¿Qué tramos de potencias eléctricas existen?

Antes de elegir debemos saber el tipo de instalación eléctrica que tenemos instalada —monofásica o trifásica—. Una vez lo sepamos, podemos mirar la tabla de potencias normalizadas.
Siempre que no superes los 15 kW puedes contratar la potencia en múltiplos de 0,1 kW. Esto forma parte de las modificaciones del Artículo 16 del Real Decreto-ley 15/2018.

¿Cómo calcular los tramos de potencias eléctricas?

Para saber qué potencia eléctrica es mejor para nosotros, tenemos cuatro formas de calcularlo:

  1. Utiliza una calculadora de potencia. Te ayudará a estimar la potencia que necesitas.
  2. Contrata a un electricista que revise todos los aparatos para determinar la potencia adecuada en base a tus necesidades.
  3. Conecta uno a uno los aparatos de tu vivienda, registrando la potencia eléctrica que utiliza cada uno.
  4. Usa los manuales de todos los electrodomésticos de tu vivienda. De esta forma, puedes mirar en las especificaciones el consumo máximo de cada uno.

Lo mejor es calcular los electrodomésticos que siempre deben estar encendidos —como la nevera— junto a los que más usamos —como la lavadora o la televisión—, para encontrar la potencia máxima en la que varios aparatos estén enchufados a la vez.

Ahora que ya conozco los tramos de potencias eléctricas, ¿Cómo lo cambio?

Simplemente debes ponerte en contacto con tu distribuidora, ya sea que quieres aumentar o disminuir. Con una llamada se puede hacer el cambio de forma rápida y sencilla ya que todo ahora se puede hacer telemáticamente.
El cambio se hará entre 15 a 20 días después de solicitarlo. Además, es posible que te lleguen dos facturas. Una con la potencia anterior que cuenta el periodo hasta el día del cambio y la nueva, con la nueva potencia.
Puedes contactar con Acis para que te ayudemos con la gestión de este trámite, no obstante, su modificación dependerá de la distribuidora.